CAMBIA TUS CREENCIAS LIMITANTES Y ACTIVA TU S.A.R.

CAMBIA TUS CREENCIAS LIMITANTES Y ACTIVA TU S.A.R.

Seguro que te estás preguntando que qué es esto del S.A.R, pues bien, es el acrónimo de Sistema de Activación Reticular, una de las estructuras más antiguas de nuestro cerebro, responsable de una gran cantidad de funciones de vital importancia para nuestra supervivencia y es por ello que funciona incluso en episodios inhibitorios como la hipnosis.

El S.A.R interviene, por ejemplo, en la regulación de la percepción de tu dolor, en tu control muscular, el buen funcionamiento de tu conducta consciente o la modulación de tu sueño, pues está implicado en la regulación del mecanismo de vigilia y sueño y en los ritmos circadianos, es decir, los ritmos biológicos asociados a los períodos de luz y temperatura. De estos ritmos dependen, por ejemplo, los patrones de tu sueño y de tu alimentación, el buen funcionamiento de tus hormonas, la regeneración de tus celulas y el correcto funcionamiento de tu cerebro, así es que como ves es un área muy importante del cerebro ubicada el el tronco encefálico.

Bueno, y ¿qué tiene que ver esto con el Cambio de Creencias Limitantes?

Nuestro cerebro recibe millones de bits de información en cada instante y el S.A.R funciona como un filtro de esta información, seleccionando aquella que realmente nos resulta útil para nuestro objetivo o para nuestra supervivencia, y desechando aquella que no nos sirve y esto, aplicado a los procesos de desarrollo y transformación personal resulta muy interesante pues, en ocasiones topamos con muros que nos impiden avanzar y que pese a poner todo nuestro esfuerzo, no conseguimos los resultados esperados y esto puede estar muy relacionado con diferentes motivos, algunos de ellos son:

  • Tener un sistema de creencias limitantes que, de manera inconsciente, nos impida darnos permiso para triunfar o conectar con el bienestar que tanto deseamos. Creas lo que crees, tu mirada cuenta, si crees en ti y confías en tus posibilidades tendrás mucho recorrido ganado, pues la actitud determina nuestra energía a la hora de conseguir nuestros sueños. De ahí la importancia de poder revisar tu sistema de creencias, y poder identificar hasta qué punto estás poniendo piedras en tu camino.
  • Tener falta de foco en nuestro camino, falta de claridad de hacia dónde nos dirigimos, falta de objetivos concretos, precisos y bien definidos. Ya decía Séneca: “No hay buen viento para quien no sabe adónde va”  
  • Ambos.

Sea como sea, esto impide al cerebro activar el S.A.R, tanto para “ver” todas las opciones posibles que pueden dar respuesta a nuestros sueños, como para conectar con las herramientas y los recursos internos o externos que permitirán su logro. La mayoría de las veces estas opciones nos pasan desapercibidas, a pesar de tenerlas delante de nosotras, de ahí la importancia de reprogramar el Sistema de Activación Reticular y aprender a enfocarse mejor en lo que queremos conseguir. Para ello te propongo un par de ejercicios muy sencillos que te ayudarán en esta tarea de reprogramación y te permitirán cambiar la fisiología de tu cuerpo:

  • Elabora un listado de objetivos a lograr y ponlo en un lugar visible. Al hacerlo, visualízate como si hubieras conseguido tu propósito.
  • Escribe en una lista todo aquello que te hace feliz, por pequeño o sencillo que sea y deleitate al hacerlo.

Cuando visualizas algo y te deleitas en ello, tu cerebro no es capaz de diferenciar entre la realidad y el estado de visualización, segregando la misma química y dejando una impronta en tu cuerpo que te predispone a la acción y, así cuando vuelves a vivir esa situación tu cuerpo reconoce fácilmente estas sensaciones haciéndote consciente, es decir, dándote cuenta, de que esto es algo que te hace conectar con el bienestar y la felicidad, y de este modo amplias tus opciones.

Buen verano y hasta la próxima.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *