Crianza consciente. Construye un vinculo de apego sano con tu hijo o hija si quieres que sea una persona resiliente.

       

CRIANZA CONSCIENTE.

CONSTRUYE UN APEGO SANO CON TU HIJO O HIJA SI QUIERES QUE SEA RESILIENTE.

 

          Hace unos días pude ver un vídeo de Boris Cyrulnik en el que hablaba sobre la resiliencia, la capacidad que tenemos las personas para sobreponernos a una situación traumática, superar la adversidad, las situaciones difíciles que la vida nos trae, sacar fuerzas y poder readaptarnos, saliendo reforzadas. Seguro que te suena, ¿verdad? Y seguro que te gustaría que tu hijo o hija no tuviera que pasar por situaciones difíciles…Malas noticias, esto de tener que afrontar dificultades forma parte de la vida!!! La buena noticia es que puedes ayudarle a ser más resiliente y, para ello, este reconocido neurólogo y psiquiatra, y uno de los grandes referentes en la Teoría del Apego, nos habla de lo importante que es que construyas un vínculo de apego sano con tu retoño. 

          La Teoría del Apego es una de las teorías más importantes en el ámbito de la psicología, la psiquiatría o la pedagogía, ya que nos permite comprender cómo aprende un niño a amar, cómo aprende a socializarse. Sin duda, uno de los aprendizajes más importantes que podemos hacer los seres humanos… Aunque siempre me interesó el tema, últimamente estoy profundizando más en ello, no solo porque me dedico al ámbito de la docencia y ando rodeada de niños y niñas todo el día, también porque las personas con las que trabajo en terapia tuvieron una infancia desde la que se orientaron a la vida y, algunos de los problemas que arrastran y que quieren abordar, tienen su origen en los vínculos afectivos que establecieron con las personas que les cuidaron y en cómo, a través de ellas, aprendieron a amar y a relacionarse con el resto de personas.  

          El vínculo afectivo que construyes con tu hija o tu hijo, desde mucho antes de que nazca, va a dar forma a su vida, moldea no solo la manera de acercarse a los otros o el tipo y calidad de relaciones personales que va a establecer, también influye en aspectos tan importantes como el desarrollo de su cerebro, la construcción de su personalidad y su autoestima, la manera en que gestionará sus emociones o, por supuesto, el desarrollo de la resiliencia. Por ello, si quieres ejercer una maternidad o paternidad responsable y consciente, te propongo que veas el vídeo que hay al final de este post, es un poco largo pero merece la pena. De todos modos, te dejo tres “Abre los ojos”, es decir, tres cuestiones que no debes olvidar:

  1. El vínculo de apego es el vínculo emocional que tú, como madre, padre o persona al cuidado del
                     Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

    bebé vas construyendo, a través de las situaciones cotidianas que compartes con tu criatura. En ellas, constantemente estás enviándole señales, con tu manera de sonreír, tu tono de voz, la forma incluso de enfadarte, los gestos que realizas… Si tu manera de interactuar es la adecuada, generarás este potente vínculo afectivo y tu hijo o hija sentirá seguridad, su cerebro sabrá interpretar las señales que recibe de ti en la comunicación interpersonal, y será capaz de adecuar su comportamiento. Sabrá cómo hablarte, conocerá tus gestos, tus comportamientos y sentirá tranquilidad ante las adversidades.     

  2. Para crear un vínculo de apego sano es importantísimo:
    • Que tú sientas seguridad en tu vida ya que de esta manera, involuntariamente podrás transmitirle seguridad.
    • Crear un entorno, un hogar, seguro y estructurado que proteja a la criatura y no la vulnerabilice, lo cual implica un entorno libre de violencia.
  3. Incorpora la actitud Slow en la manera de relacionarte con tu hija o tu hijo, toma como referente a los países nórdicos y haz, en la medida de tus posibilidades como hacen ellos, que les va muy pero que muy bien: incorpora la calma y pisa el freno, reorganiza tus prioridades y recuerda: lo más importante para ella o para él eres tú, así es que pregúntale qué necesita, qué es lo que le gustaría hacer y busca momentos de calidad para compartir, pasear por la naturaleza, cocinar vuestro postre favorito, poner música y bailar o contarle ese cuento que tanto le gusta, ello sin lugar a dudas fortalecerá este vínculo que tantos beneficios tendrá para el resto de la vida.

Recuerda: La resiliencia es la capacidad que tenemos de afrontar las adversidades y recuperarnos de ellas, desarrollando recursos personales, que a veces ni siquiera somos conscientes que los tenemos, y de este modo seguir dando pasos en nuestra vida. Para desarrollarla es importantísimo crecer sintiendo que el mundo es seguro, que podemos explorarlo de manera segura y, el mundo de tu hijo o hija sobre todo en la infancia eres tú. Ejerce una parentalidad positiva, crea un vínculo de apego seguro, de este modo le estarás ayudando a desarrollar los recursos para afrontar los retos que la vida le ponga por delante. 

Y ahora te dejo que disfrutes de esta fantástica entrevista.

Hasta pronto!

 

2 pensamientos en “Crianza consciente. Construye un vinculo de apego sano con tu hijo o hija si quieres que sea una persona resiliente.”

  1. Gracias por tu artículo Montse.
    Me llega esta frase que muchas veces hago propia ” el mejor ejemplo, es dar ejemplo ”
    Como padre de mellizos, intento, día a día, dar ejemplo, no desde el discurso, sino desde mis propios actos.
    Que importante, como mencionas en el artículo , es vivir despacio, sin el ” piloto automático “, saboreando cada momento, que al fin y al cabo, sólo es lo que tenemos…
    Gracias por compartir tu sabiduría.
    Un tierno abrazo
    Rafa.

    1. Muchísimas gracias, Rafa, siempre dejando unas palabras en cada post que me sirven, también, para reflexionar. Gracias de nuevo y un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *